Blog> Iluminación para baño: peculiaridades

Iluminación para baño: peculiaridades

22 ENERO 2016

El baño es una de las estancias de la casa en las que conviene prestar mucha atención a luz. Aquí se trata de decorar, sí, pero también de funcionalidad. La iluminación para baños debe cubrir ampliamente estos dos aspectos.

En el caso de hogares, el cuarto de baño suele estar decorado a gusto de quien lo usa y, como en el resto de la casa, la iluminación juega un papel fundamental dando calidez, resaltando elementos o creando ambientes que favorezcan, por ejemplo, la relajación.

Pero, además, la luz debe ser de calidad para que tareas cotidianas como afeitarse o maquillarse, se puedan realizar de una manera cómoda.

¿Cómo debe distribuirse la iluminación para baño?

El número de lámparas de baño y su distribución dependerá, en buena medida, de las dimensiones de la estancia. Sin embargo, en líneas generales, hay que tener en cuenta de manera diferenciada dos partes:

El espejo: aquí contar con una buena iluminación con suficiente potencia y colocada de manera que se eviten sombras es fundamental. La luz debe ser lo más uniforme posible, no importa si se colocan apliques a los lados del espejo o encima.

La bañera: en este espacio la iluminación tiene menos importancia, aunque siempre resulta aconsejable una lámpara que vaya encastrada en el techo en un punto cercano y que esté diseñada específicamente para soportar la humedad de esta zona.

Pequeños trucos para iluminar el baño

Conseguir una buena iluminación no es complicado. Hay toda una serie de trucos que harán que la luz sea la adecuada, esté bien distribuida y pueda crear ese ambiente que se busca sin perder su aspecto práctico. Vamos a ver algunos:

  • Una luz blanca es siempre más aconsejable porque permite ver perfectamente todos los tonos de piel. Para maquillarse es la mejor.
  • Conviene tener algún tipo de luz central combinada con apliques y si estos se pueden mover para dirigir la luz, aún mejor. De esta manera se eliminan todas las sombras. Y, además, conviene tener dos interruptores diferenciados, uno para cada lámpara.
  • Iluminar el baño con led es una solución perfecta. Este tipo de lámparas no solo duran más, sino que resisten mejor el calor y la humedad, la luz que ofrecen es perfecta para ver con nitidez y soportan bien los continuos encendidos y apagados.

Hay que asegurarse siempre de que se utilizan las lámparas correctas y en los lugares indicados. Jamás hay que poner iluminación directamente sobre la bañera, se pueden poner justo al lado, pero asegurándose siempre de que cumplan la normativa en lo que a estanquidad se refiere. 

La iluminación para baño es importante, hay que recordar que además de decorativa debe ser práctica, pero también debe ser segura.