Blog> La importancia de una buena iluminación exterior en casa

La importancia de una buena iluminación exterior en casa

22 ENERO 2016

La iluminación exterior de una vivienda tiene mucha más importancia de lo que en un primer momento pueda parecer. Y la tiene por cuatro motivos fundamentales:

  • Ofrece comodidad cuando se disfruta de un rato de ocio en una terraza o un jardín. Una iluminación ambiental bien pensada, por ejemplo, ayuda a relajarse.
  • Ayuda a decorar. Una buena iluminación mejora la estética de la casa resaltando aquellos aspectos que nos gustan y queremos que destaquen.
  • Facilita el movimiento en zonas exteriores, por ejemplo, las entradas o patios en el caso de viviendas unifamiliares.
  • Es un elemento de protección. La iluminación puede ser una herramienta disuasoria para los amigos de lo ajeno.

Iluminación exterior: elementos 

La iluminación de las zonas exteriores puede ser tan variada como gustos hay, gracias a la gran cantidad de conjuntos y piezas que existen en el mercado. Las combinaciones entre ellos son infinitas y permiten crear ambientes clásicos o modernos, relajantes o sofisticados.

¿Con qué tipos de lámparas se puede jugar? Las más habituales son:

  • Farolas: Es la lámpara de exteriores por excelencia, proporciona una luz intensa y cenital.
  • Colgantes: Perfectas para instalar casi en cualquier lugar porque se pueden colgar del techo, pero también de elementos como cornisas o pérgolas
  • Apliques: se instalan en la pared, para fachadas o terrazas son ideales
  • Empotrables: de pequeño tamaño, perfectas para destacar detalles. Los hay de suelo, de techo o pared.
  • Sobremuros: son las lámparas que se instalan, habitualmente, para iluminar recintos perimetrales  

Pero, aún se puede distinguir por otros criterios que no son su forma de instalación:

  • Iluminación exterior led: la mejor forma de contar con una luz adecuada y, sobre todo, eficiente
  • Focos halógenos: ofrecen una luz muy potente, si se busca seguridad o destacar algo en concreto, estas lámparas son recomendables.
  • Lámparas con detectores de presencia: se encienden cuando detectan movimiento, muy útiles en exteriores, sobre todo en viviendas con patio delantero que hay que atravesar para llegar a la entrada principal
  • Iluminación exterior sin cables: mediante baterías o energía solar, hay buenas alternativas en este sentido.

Cuidado a la hora de elegir la mejor iluminación para zonas exteriores

Cuando se iluminan zonas al aire libre no todo vale, es algo que hay que tener siempre muy presente. No se debe instalar una lámpara de interior en zonas exteriores, aunque sea bajo una cubierta. Los cables, además, deben estar convenientemente protegidos cuando están a la intemperie.

¿En qué hay que fijarse a la hora de elegir la iluminación exterior para el jardín, la terraza o la entrada? En el grado de protección IP. Es el que marca la idoneidad o no de una lámpara para su instalación en interiores. Si es superior a 40 grados lo que indica es que ese equipo soportará sin mayores problemas cualquier tipo de agentes externos: humedad, polvo o temperaturas.