Blog> Ideas para iluminar con apliques de pared modernos. La solución para espacios pequeños

Ideas para iluminar con apliques de pared modernos. La solución para espacios pequeños

31 DICIEMBRE 2016

Los apliques de pared están de moda. Y lo están porque, gracias a la inmensa variedad de modelos que hay en el mercado, se han convertido en elementos imprescindibles de la decoración de cualquier hogar, pero también de muchos negocios, oficinas e incluso comercios.

Porque los apliques de pared sirven para iluminar y decorar por sí solos, pero también para mejorar o matizar la iluminación que aportan otro tipo de lámparas. En lo que respecta al primer aspecto, este tipo de iluminación es ideal para espacios más pequeños, como pueden ser pasillos, ya que apenas ocupan espacio. También lo son para cuartos de baño o incluso trasteros. Colocados estratégicamente, los apliques de pared ofrecerán una iluminación a la estancia bastante aceptable.

Apliques de pared para todo tipo de estilos

Hay apliques pared modernos, perfectos para hogares con un estilo más minimalista, industrial o sofisticado. Para quienes han optado por una decoración algo retro, los apliques pared vintage pueden ser el complemento perfecto. Los hay con formas suaves y colores pastel ideales para habitaciones infantiles, muy sencillos para instalar en cocinas o incluso empotrables que encajan a la perfección con cualquier estilo y en cualquier estancia.

El diseño es parte indispensable en todos los ámbitos de la vida, y en el caso de la iluminación ha llegado con fuerza, por lo que se pueden encontrar apliques de todas las formas, colores o estilos imaginables.

Y no solo diseño, también los avances tecnológicos son ya importantes, por eso los más comercializados son ya los apliques de pared led. Una solución cómoda que proporciona un ahorro energético significativo.

¿Por qué elegir apliques de pared?

Un aspecto importante es que ya no solo en formas y estilos, sino que es muy fácil encontrar apliques de pared baratos. Hoy en día se fabrican lámparas en todo tipo de materiales, algunos muy asequibles pero muy resistentes, una solución perfecta para esos lugares en los que se busca más la iluminación que la estética, como puede ser un trastero.

Si lo que se busca sí está más relacionado con la calidad de la luz y con aspectos estéticos, los apliques aportan infinidad de posibilidades. Sirven para iluminar esos rincones más oscuros, o para resaltar algún lugar especial de la estancia. Sirven para crear ambientes más intimistas gracias a que aportan una luz suave. Y sirven, por ejemplo en dormitorios, para tener una luz que no moleste si hay otra persona durmiendo.

Los apliques de pared son, de esta manera, elementos indispensables en cualquier casa, sabiendo elegir bien consiguen dar una nota de distinción sin renunciar por ello a su función principal, que es la de ofrecer una iluminación de calidad.