Blog> La vuelta al cole: cuál es la mejor luz para estudiar y por qué

La vuelta al cole: cuál es la mejor luz para estudiar y por qué

11 SEPTIEMBRE 2017

Todos los padres desean que sus hijos triunfen, en lo personal y lo profesional. Y con ello en mente, mientras son pequeños se centran en el aspecto de su formación. Siempre desean que los niños destaquen, dándoles todo aquello que necesitan para ayudarles a conseguir este propósito. Una luz LED adecuada para estudiar es imprescindible.

Para concentrarse necesitan de un espacio cómodo y agradable, un lugar donde realizar con eficacia las tareas de la escuela, un rinconcito habilitado únicamente con esa función. Esto permite establecer una rutina diaria. Y la luz adecuada para leer y escribir, sin excesos ni defectos, facilita el estudio.

Importancia de una luz LED adecuada para estudiar

  1. no tienen una buena luz pueden desarrollar problemas de la vista por el esfuerzo que tienen que hacer para leer. En ocasiones, los niños sufren de dolores de cabeza, dificultad de atención y memorización o se cansan muy rápido y se distraen. La solución puede ser tan simple como instalar una luz idónea para estudiar.

La iluminación perfecta es la del sol, aunque sin apuntar directamente, sino reflejada en paredes de colores claros y persianas o cortinas translúcidas. Sin embargo, es imposible disfrutarla durante el invierno o por las noches, por lo que hacen falta también lámparas para estudiar.

La luminosidad artificial es blanca o fría, amarilla o cálida y azul. La primera es la más apropiada para el estudio y la que cansa menos. Esto se comprobó en una prueba realizada con estudiantes en Corea del Sur (2016). Se les sometió a un mismo examen de matemáticas, separándolos en distintos salones que tenían diferente iluminación. Así, se encontró que los que usaron la luz blanca estuvieron concentrados más tiempo, obteniendo resultados por encima de la media.

Lúmenes para estudiar

La mejor opción la constituyen, sin duda, los flexos para estudiar porque pueden dirigirse hacia la zona específica que se desea iluminar; es decir, el libro, cuaderno o planos, entre otros. Si la persona es zurda, se sitúa a su derecha y por el lado izquierdo si es diestro. Si se dispone de una lámpara de techo, esta debe ser potente y estar colocada de tal forma que no genere sombras sobre la mesa.

En cuanto al tipo de bombilla, una LED blanca o azulada de 10 vatios resulta ideal, puesto que, además de ofrecer la potencia justa, es una tecnología eficiente que disminuye los costes y tiene un largo período de vida útil, contribuyendo así a la conservación del medio ambiente.

En conclusión, una luz LED adecuada para estudiar podría determinar la diferencia entre el éxito y el fracaso del alumno. Ahora que comienza el nuevo año escolar descubre nuestras ofertas de flexos y dale a tu hijo un espacio óptimo que le permitirá cumplir con sus responsabilidades.