Blog> ¿Qué tipo de lámparas son recomendables para leer libros en la cama?

¿Qué tipo de lámparas son recomendables para leer libros en la cama?

27 SEPTIEMBRE 2017

Los libros nos llevan a vivir apasionantes aventuras y románticos ensueños, a recrear interesantes descripciones y mucho más gracias a la imaginación y la pluma de un escritor. Si es de los que no se pueden dormir sin haber leído un cierto número de páginas, entonces, con seguridad, le conviene una lámpara lectura LED pinza.

Leer con comodidad exige la correcta iluminación, puntual o dirigida. Lo mejor es que el reflector utilizado aporte la máxima visibilidad, sin ser tan potente que haga ver halos, ni tan tenue que exija forzar la vista. Es decir, se requiere encontrar el punto en el que confort y funcionalidad alcancen el equilibrio.

Lámpara lectura LED pinza para las parejas

Imagine que ya de noche su pareja se ha quedado dormida y usted llega a la habitación con la intención de leer un poco. ¿Qué hacer? ¿Desistir del plan de lectura por motivos de estudio o entretenimiento? Ni pensarlo. La luz principal molesta al que duerme y la de la lamparita de la mesilla de noche, generalmente, no es suficiente. Lo que necesita es una alternativa, una lámpara lectura cabecero cama.

Esta debería producir un efecto homogéneo y sin sombras, es decir, uniforme. Y asimismo, contribuir a la generación de un ambiente confortable, agradable y de relajación, reforzando a la vez el ambiente del dormitorio con un toque cálido. Una lámpara práctica y versátil para alumbrar adecuadamente cada área funcional.

La iluminación para leer en la cama que los decoradores recomiendan es aquella que pueda sujetarse del respaldo o, en su defecto, ser fijada a la pared con un brazo extensible que admita ajustes y adoptar distintas posiciones. Proporciona la ventaja extra de no ocupar parte de la superficie de la mesilla, quedando libre para otros usos.

¿Qué tipo de luz para leer libros de noche se debe utilizar?

Una idea novedosa es servirse de iluminarias colgantes del techo, que lleguen hasta una altura segura sobre la cabecera de la cama. No es una opción común, pero permite aprovechar bien el espacio cuando la habitación es pequeña y, por otro lado, enriquece la decoración de una manera singular. Su instalación no es cara, no obstante, hay que garantizar que los interruptores puedan ser accionados sin levantarse y los cables se oculten dentro del muro o de canaletas.

La luz blanca y focalizada que emiten las bombillas LED es superior. Y aunque tienen un coste por encima del correspondiente a las clásicas, la inversión es rápidamente recuperada por su alta eficiencia, que representa un ahorro de energía eléctrica de hasta un 85%. Además, son ecológicas y duran períodos mayores, sin mermar la calidad de la iluminación.

En conclusión, deje de sufrir por una luminosidad inadecuada o la posibilidad de molestar a su cónyuge mientras lee antes de dormir, aprovechando, a su vez, para redecorar la habitación adquiriendo una lámpara lectura LED pinza.