Blog> Iluminación y amigos el ambiente perfecto

Iluminación y amigos el ambiente perfecto

28 DICIEMBRE 2017

La sabiduría popular relaciona a la gente piadosa con la luz. Cada filosofía lo aborda de manera distinta, pero, en general, se asocia este elemento con valores positivos y hábitos y acciones buenas. En contraposición, la oscuridad representa la maldad o la ausencia de sentimientos caritativos.

Al juntarnos con individuos alegres, con quienes da gusto estar, nos referimos a ellos con los términos de luminosos o brillantes, o quizás con una mirada diáfana. Por el contrario, la estampa de quien produce alguna clase de animadversión, la relacionamos con la lobreguez, o con las tinieblas directamente si el asunto es grave.

Nos relacionarnos con personas afines que irradian el mismo tipo de iluminación

Aquellos que vibran en la misma frecuencia nos atraen. Una relación semejante la establecemos con los lugares que elegimos. De forma natural, la mayor parte del tiempo, buscamos la manera de permanecer en espacios ampliamente iluminados y acogedores. Con esta finalidad en mente escogemos los objetos que usamos para lograr una atmosfera confortable:

  • Las lámparas de pie, mesa o techo y los apliques de interiores o exteriores que ayudan con su presencia a producir armonía entre los elementos.
  • Los muebles que logran que, permaneciendo en la zona, disfrutemos del mayor bienestar y que finalmente terminan representándonos delante de los amigos.

En un área que diseñamos para sentarnos solos, ponemos a nuestro alcance el control de la luminosidad, sin tener que movernos a realizar los ajustes. Al igual que cuando nos reunimos con alguien muy querido, ideamos el modo de dejar todo a mano, para disfrutar al máximo el lapso que podremos compartir con él.

Podemos hacer toda una disertación entre la luz y la humanidad

No obstante, si deseamos deleitarnos con un grupo de allegados, preferimos habitaciones amplias, bien iluminadas, en las que nos comuniquemos con libertad y hasta con miradas que cruzan el salón. Obviamente, los encuentros para planear actividades nefastas se desarrollan en zonas lúgubres, sucias y malolientes, como lo vemos en las películas. Lugares donde solo aparecen los personajes malos de la película, y en los que el héroe entra al final, acabando con todo.

¿Cuáles son los seres de los que nos rodeamos y los ambientes en los que optamos por desenvolvernos? Para decorar nuestros espacios deberíamos, entonces, jugar fuertemente con dicho componente. Ver las opciones que se tienen al escoger, por ejemplo: una lámpara en el cielorraso, plafones adosados en la pared, o caminos de luces LED empotrados con gran arte en el suelo.

Asimismo, debemos considerar el confort respecto a la temperatura o, por lo menos, al movimiento del aire. El lugar ha de ser tan cómodo como sea posible, porque eso muestra lo que somos y dado que elegimos personalidades afines, casi con toda seguridad les simbolizará también a ellos.