Blog> Proyectos de iluminación de interiores para lograr acabados elegantes

Proyectos de iluminación de interiores para lograr acabados elegantes

10 ENERO 2018

Una vez que uno consigue tener un lugar al que llamar hogar y sentir como suyo y ha dado los pasos necesarios para decorarlo a su gusto, algunos optan por relajarse y acomodarse. Sin embargo, los hay que quieren ir más allá estudiando un elemento clave para conseguir los mejores resultados posibles en las habitaciones: la iluminación.

Los procesos u objetos a gran escala, se componen de innumerables partes pequeñas, sencillas de entender, que trabajan en sincronía; así que, la clave para llevar a cabo cualquier proyecto monumental es dividirlo en secciones. En el caso de la decoración con luminosidad, lo primero que se debe conocer son los conceptos de luz difusa y direccional.

La información básica

Existe iluminación difusa cuando se permite a la bombilla irradiar, en todas las orientaciones, de modo regular y sin impedimento. La direccional aparece al emplear pantallas reflectoras u opacas que concentran la luz hacia un punto determinado o cambian su forma.

El primer tipo es el más común. Se trata de aquel que usamos, en ocasiones, con empotrables de techo para transformar los espacios en lugares habitables. Pero, en el momento en que debamos realizar tareas específicas o proporcionar un toque especial al escenario se tiene que recurrir a la segunda opción, entre ellas encontramos las lámparas de mesa y la pinzas de lectura y estudio.

Estudiando la zona

Ni el vivir en la total oscuridad de una cueva, ni una exhibición de luces exagerada son las opciones óptimas. Sino que, para saber con exactitud cuántas lámparas y de qué modelo hacen falta, hay que considerar cada habitación como un elemento individual y las áreas que se quieren definir dentro de la misma.

Por ejemplo, en una sala de estar, con televisor y biblioteca, y donde, además se encuentra una mesa grande; es lógico asignarle prioridad lumínica a la zona de mayor frecuencia de uso, que serían los sofás. De esa forma, incluso si se apagara la lámpara del techo, los oasis de claridad permitirían ver la televisión, leer y disfrutar de un ambiente suave y hasta romántico con los colores adecuados.

Si se habla de tonalidades, las presentes en las paredes, mobiliario, persianas o cortinas ejercen una influencia trascendental. Ya que, una estancia oscura necesitaría varias fuentes de luz para no volverse opresiva, mientras que otra de tonos neutrales o claros lucirán con menos esfuerzo.

Después de asegurarse de haber instalado la cantidad mínima de apliques y plafones para que todo sea funcional, es posible usar pequeños focos LED que creen juegos de contrastes. Estos elementos, colocados en los pasillos o en las áreas exteriores, complementan, sin recargar el efecto que tanto trabajo te ha costado lograr.