Blog> Lámparas de mesa para exteriores

Lámparas de mesa para exteriores

24 OCTUBRE 2018

La única posibilidad que tenía el hombre primitivo de ver a su alrededor durante las horas en las que el sol permanecía oculto, se presentó después de aprender a controlar el fuego. Así, desde el principio de los tiempos, la iluminación artificial ha jugado un gran papel en la historia de la humanidad. Y, aparte de la funcionalidad, representa un importante elemento decorativo. Por eso, las lámparas de mesa o colgantes, las de pie y los apliques se combinan para crear armonía.

Disponer de un jardín es beneficioso porque te permite salir de casa y relajarte en un ambiente exterior que favorece el contacto con la naturaleza, aun cuando vivas en la ciudad. Y gracias a los sistemas de iluminación actuales es fácil disfrutar de esta experiencia incluso de noche; reuniones y charla con los amigos, un instante íntimo con la persona que amas o un momento de recogimiento para leer una novela, son así posibles.

Las luces empotradas en el suelo, las de estaca o tipo baliza usadas en los senderos que rodean las piscinas o las canchas de tenis, los apliques de pared, las lámparas de techo y, por supuesto, las de mesa, son parte de las opciones existentes para iluminar los ambientes exteriores. Todas deben combinar diseños atractivos, acordes con el estilo de decoración elegido, con una alta resistencia, debido a su mayor exposición a las inclemencias del clima.

Un agradable complemento a la luz de la luna

La ventaja de las lámparas de mesa es que permiten disfrutar de la claridad de una forma indirecta. Es decir, contribuyen de manera efectiva con la creación de un ambiente armonioso y relajado. Se clasifican dentro de la categoría de luz focalizada que se puede usar para cubrir necesidades particulares como leer o escribir, aunque asimismo proporcionan una iluminación ambiental.

A la hora de hacer tu elección decídete por un estilo tradicional o arriésgate un poco más con una lámpara de diseño que hará las delicias de tus invitados. Los materiales de fabricación son variados e incluyen los metales, entre ellos el latón, el cobre y el acero, plásticos como el metacrilato y el polipropileno, y otros que podrían abarcar el mármol y el cristal.

Por ejemplo, un modelo sencillo de sobremesa marca Mantra, creada por el artista José Ignacio Ballester, ofrece una luz suave y cautivadora que se expande con eficacia. Está elaborada con plástico blanco con detalles metálicos y tiene un aspecto discreto y atractivo. Pero si te atrae lo novedoso, prueba con el faro portátil Hoshi, fabricado en oro satinado y negro, que te permitirá llevártelo a cualquier lugar que desees. La base es estable y, además, podrás regular la intensidad a tu gusto.