Blog> 5 razones para empezar a utilizar luces LED

5 razones para empezar a utilizar luces LED

19 DICIEMBRE 2018

Las luces LED constituyen la última moda en lo que a iluminación doméstica y comercial se refiere. Tanto es así que las nuevas estructuras ya las traen incorporadas. Y es fácil entender el porqué, ya que estos dispositivos ofrecen incontables ventajas. Aquí te mencionaremos 5 razones por las cuales deberías cambiar tus lámparas a este sistema.

La verdad es que no se trata de un nuevo invento. Esta tecnología fue desarrollada alrededor de 1930; sin embargo, comenzó a usarse a nivel industrial unos 40 años después. Las bombillas LED iniciales solo se hacían en rojo, verde o amarillo, y se empleaban en distintos equipos para mostrar su estado (encendido, apagado, etc.). Además, la intensidad de la luz era más bien baja.

Beneficios de las bombillas LED

En la actualidad son capaces de proporcionar luz blanca y de iluminar espacios amplios, vienen en modelos decorativos y se colocan en cualquier área del hogar. Entre sus principales ventajas se encuentran:

  1. Protección medioambiental: en su elaboración no se utilizan elementos que contaminan, como el mercurio, el tungsteno o el plomo, empleados en otro tipo de bombillas. Las emisiones de anhídrido carbónico, el llamado gas invernadero, son 80% menores que las producidas por las incandescentes. Su vida útil es larga y al no tener que reemplazarlas con frecuencia, la cantidad de desechos es menor.

  2. Ahorro de dinero: cada unidad es más cara, pero merece la pena, porque puede dar un servicio de hasta 50000 horas, comparada con las 1000 horas de una incandescente. Asimismo, tienen un bajo consumo energético, con lo que se reducen las facturas. Son muy eficientes y transforman aproximadamente un 80% de la energía eléctrica en lumínica en lugar de calórica, la cual se disipa en vano al ambiente.

  3. Variedad: hoy en día se puede encontrar un modelo para cada gusto y necesidad, distintas formas y colores, temperatura, niveles de luminosidad, etc. Al hacer la elección apropiada se puede diseñar un sistema de iluminación que no solo resulte grato a la vista, sino que además contribuya a mejorar el ánimo y alegrar el espíritu.

  4. Focalización: permiten direccionar el haz luminoso hacia una zona específica, lo cual ayuda a la realización de tareas que requieren de fuentes de iluminación concentrada. Y, al generar pocos rayos en el rango infrarrojo-ultravioleta, su uso es apropiado en aplicaciones que necesitan resguardo del calor, como por ejemplo exhibiciones de cuadros o sitios arqueológicos.

  5. Calidad: las lámparas LED emiten una luz más esplendorosa y diáfana. Encienden en cuestión de microsegundos y no producen pestañeos ni cambios de intensidad. Gracias al índice CRI conservan la armonía de los matices reales, y la variedad de modelos RGB proveen una claridad multicolor que favorece la creación de ambientes agradables y atractivos. Y toleran condiciones extremas de frío y calor, de modo que pueden utilizarse al aire libre.